El marco de la política energética y climática en España está determinado por la Unión Europea (UE), que, a su vez, se encuentra condicionada por un contexto global en el que destaca el Acuerdo de París alcanzado en 2015 que supone la respuesta internacional más ambiciosa hasta la fecha frente al reto del cambio climático.

Este nuevo marco normativo y político fija objetivos vinculantes para la UE en 2030:
• 40% de reducción de emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) respecto a 1990.
• 32% de renovables sobre el consumo total de energía final, para toda la UE.
• 32,5% de mejora de la eficiencia energética.
• 15% interconexión eléctrica de los Estados miembros.

Para cumplir con estos objetivos, la UE demanda a cada Estado miembro la elaboración de un Plan Nacional Integrado de Energía y Clima 2021-2030 (PNIEC). El PNIEC 2021-2030, identifica los retos y oportunidades a lo largo de cinco dimensiones: la descarbonización, incluidas las energías renovables; la eficiencia energética; la seguridad energética; el mercado interior de la energía y la investigación, innovación y competitividad.

Las medidas contempladas permitirán alcanzar los siguientes resultados en 2030:
• 21% de reducción de emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) respecto a 1990.
• 42% de renovables sobre el uso final de la energía.
• 39,6% de mejora de la eficiencia energética.
• 74% de energía renovable en la generación eléctrica.

Por tanto, el PNIEC 2021-2030 asume como objetivo de eficiencia energética el formulado por la Directiva de Eficiencia Energética de mejora en un 32,5% respecto al escenario tendencial formulado por la Comisión Europea con el modelo PRIMES. Ahora bien, como resultado de las actuaciones incluidas en el Plan, la reducción prevista del consumo de energía primaria —con respecto al escenario tendencial formulado por la Comisión que sirve de referencia para la fijación de este objetivo— es del 39,6% en 2030, de manera que el consumo de energía primaria de España ese año no supera los 98,2 Mtep.

Objetivo de reducción del consumo de energía primaria en España (Mtep/año)

La reducción del consumo de energía primaria propuesta equivale a un 1,9% anual desde 2017 que, ligado a un incremento previsto del PIB en ese mismo periodo del orden del 1,7%, arroja una mejora de la intensidad energética primaria de la economía del 3,6% anual hasta 2030.

De forma adicional al objetivo de reducción del consumo de energía primaria, la Directiva de Eficiencia Energética obliga a los Estados miembros a acreditar la consecución de un objetivo de ahorro acumulado de energía final en el período comprendido, primero, entre el 1 de enero de
2014 y el 31 de diciembre de 2020, y segundo, entre el 1 de enero de 2021 y el 31 de diciembre de 2030. Este objetivo acumulado de ahorro de energía final ha sido calculado de conformidad con lo establecido en el artículo 7 de la Directiva, y para el primero de los periodos asciende a 15.979 ktep; para el segundo, equivale a 36.809 ktep, lo que supone la consecución de ahorros nuevos y adicionales cada año, desde el 1 de enero de 2021 hasta el 31 de diciembre de 2030, equivalentes a 669 ktep/año.

Objetivo acumulado de ahorro de energía final: 2021-2030

El Plan propone, igualmente, que las Administraciones Públicas ejerzan su responsabilidad de manera proactiva en el ámbito de la eficiencia energética. Así, propone iniciativas para el cumplimiento del objetivo de renovación del parque edificatorio público fijado en la Directiva de Eficiencia Energética (3%) y evalúa e impulsa los ahorros que podrían obtenerse de la renovación adicional de 300.000 m²/año en la Administración General del Estado. Impulsa, asimismo, que las Comunidades Autónomas y las Entidades Locales hagan suyo, al menos, el
objetivo obligatorio para la Administración General del Estado de renovación del 3% de la superficie edificada y climatizada del parque edificatorio público, ya que con ello se logrará un objetivo de ahorro energético mucho más ambicioso.

La actuación proactiva y responsable del sector público incluye, asimismo, el Plan de Contratación Pública Ecológica de la Administración General del Estado, sus organismos autónomos y las entidades gestoras de la Seguridad Social (2018-2025).

El Plan incluye diez medidas principales diseñadas para la consecución de este objetivo de ahorro de energía final acumulado para el período 2021-2030.Las medidas se presentan bajo un enfoque sectorial conducente al cumplimiento de la obligación de ahorro de energía final derivada de la aplicación del artículo 7 de la Directiva de Eficiencia Energética, en la que la acreditación de ahorros nuevos y adicionales de energía final equivalen, tal y como se ha señalado, a 669 ktep/año para el período 2021-2020.
Estas medidas sectoriales se complementan con medidas horizontales como la promoción de las empresas de servicios energéticos, el fomento de la realización de auditorías energéticas y las acciones de comunicación, información y formación.

El Fondo Nacional de Eficiencia Energética constituye el principal instrumento de respaldo de las iniciativas nacionales en materia de eficiencia energética durante la aplicación del PNIEC. Este Fondo, creado por el artículo 72 de la Ley 18/2014, estará vigente a partir de 2020 y hasta el 31 de diciembre de 2030, y posibilitará el diseño de programas de apoyo público y de apoyo a la financiación de proyectos de eficiencia energética.

Como resultado de las medidas propuestas en este ámbito de la eficiencia energética, el sector que contribuirá en mayor medida al ahorro de energía final acumulado para el periodo 2021- 2030 será el transporte, con casi 14 Mtep de ahorro, seguido del industrial y el residencial, con 10 Mtep y 6,7 Mtep de ahorro, respectivamente.

Ahorro de energía final acumulada por sectores en España 2021-2030 (ktep). Fuente: Ministerio para la Transición Ecológica, 2019.
Ahorro de energía final acumulada por medidas en España 2021-2030 (ktep). Fuente: Ministerio para la Transición Ecológica, 2019.

Desde SRS Control ponemos nuestro granito de arena, proporcionando servicios de eficiencia energética para los sectores industrial, residencial y terciario con medidas y soluciones de mejora de la eficiencia energética en edificios e instalaciones industriales.